Historia

Pedro Moncayo es una provincia de culturas ancestrales, pero hace 25 años se ha observado un cambio en los patrones de cultivo hacia la producción florícola, con alto uso de agroquímicos. Frente a esta situación se identificó que no se aplican mecanismos de control de uso y disposición de residuos, lo cual ha generado preocupación por los impactos ambientales y afectación de la salud familiar y comunitaria.

En cuanto al cultivo de productos alimenticios, la industria de la floricultura que tiene 9.880 hectáreas,  está causando la disminución y en algunos casos la pérdida de variedades de alto valor nutricional (quinua, frijoles, mellocos, mashua, misos, etc.). Este ha producido el desplazamiento del consumo tradicional, debido a un aumento en la ingesta de alimentos importados y la exposición a publicidad comercial que no son muy nutritivos, con graves efectos en la salud, particularmente en la infancia ha producido desnutrición crónica infantil. Además, la utilización de los agroquímicos ocasionaron problemas sobre el medio ambiente, por ejemplo la contaminación del agua, deterioro de los suelos.

Frente a estos problemas, los compañeros de la comunidad de la Esperanza (Gobierno Autónoma Descentralizado y Directorio de la Junta de Agua de la Parroquia La Esperanza, Pluriversidad Amawtawasi) y otros colaboradores (Club Rotarios, Fundación Cimas del Ecuador) decidieron crear una finca demostrativa para promover la agricultura orgánica : CINCA Ecuador (Centro Intercultural de Capacitación y de Agroecología). Las actividades en la finca son de agroecología y bioconstrucción.